Seleccionar página

La moda está en los pequeños detalles, ser hombre no implica renunciar a los complementos

Uno de los problemas más graves de la moda masculina es que los hombres no le prestan la misma atención que las mujeres. Esto es algo que tiene fácil explicación: nos han educado en ellos. Desde bien chicos nos han dicho que lo de los vestiditos era para mujeres. No obstante, ¡Por suerte! Cada vez son más los hombres que se están deshaciendo este prejuicio y aspiran a vestir bien.

El problema se suscita en que la moda masculina no permite tendencias muy atrevidas, es un mundo más conservador que el femenino. Ahora te explicaremos por qué.

¿Por qué la moda masculina siempre es más conservadora?

En primer lugar, debemos destacar que el uniforme de combate del varón exitoso siempre ha sido el traje. El traje es una prenda de vestir que no permite mucha innovación, aunque si ciertos detalles. No obstante, estos detalles que aprecia el profesional son invisibles para el no experto en la materia, que normalmente pone más atención en los materiales (el tejido) que en el corte del traje en sí.

Esto ha provocado que muchos hombres consideren innecesario el buen vestir, total nadie lo va a apreciar.

Otro motivo es el hecho de que los no trajeados nunca han prestado una gran atención a su estilo pues su trabajo era predominantemente físico y, el llevar un chándal de diseño es algo bastante nuevo. Antes había que agradecer que el chándal no estuviera destrozado por todas partes.

En definitiva, la ropa más habitual del hombre no ha permitido nunca una gran innovación. Además, la prenda más elegante del hombre el smoking siempre ha sido visto por el ojo inexperto como un traje con pajarita en vez de corbata.

¿Cómo podemos dar sensación de que tenemos estilo en un mundo tan conservador?

Generalmente, la mejor arma han sido siempre los complementos, entre los que podemos destacar la cartera. La cartera es un símbolo de poder en un sistema que prima como valor principal el dinero. Por ello, una cartera bonita, elegante y de buen tejido siempre dará un mayor estatus social a quien la detente, incluso aunque esté vacía.

Respecto a las marcas de carteras podemos destacar las tradicionales, es decir, Ted Baker, Calvin Klein y Emidio Tucci. Sin embargo, no creemos que un complemento tenga que vaciar, precisamente, nuestra cartera.

Por ello, si lo que buscas una cartera de calidad, elegante y con estilo una muy buena opción es la marca de carteras Koseti. Esta marca está pegando muy fuerte en el mercado, sobre todo entre aquellos que buscan rejuvenecer su estilo, por varios motivos, entre los que destaca su innovación tecnológica. Factores como la protección antirrobo por RFID y NFC, así como la posibilidad de personalizar la cartera hacen que sea una opción muy a tener en cuenta.

Así que esperamos lector que no solo tengas en cuenta la importancia de vestir bien en el día a día sino de llevar un buen complemento que te otorgue ese toque de estilo que, desgraciadamente, es muy difícil de encontrar en la moda masculina.